Escríbenos Te llamamos
Mándanos un mailMándanos un mail
Haz click en:Copiar mailoAbrir mail
Mail copiado
Menu
chat WhatsappTeléfonocómo llegar

Cristal activo para filtros

Nuestros años de experiencia en la construcción de piscinas y su mantenimiento, nos hacen inclinarnos por el uso del cristal activo como lecho filtrante para filtración.

Los sistemas de filtración tienen como objetivo principal garantizar que el agua esté trasparente y perfectamente esterilizada. En la actualidad, gracias a las tecnologías que rodean al mercado acuático, existen múltiples tratamientos alternativos a los tradicionales filtros de arena de sílice.

En este ámbito, una de las tecnologías más difundidas a día de hoy es el filtro con vidrio reciclado, un subproducto obtenido del reciclaje del vidrio que presenta granos de tamaño similar a los de la arena. Con el tiempo las empresas han ido proponiendo productos más o menos equivalentes, contribuyendo así a la reducción de la producción de residuos y ofreciendo una tecnología que ahorra tiempo, recursos y dinero.

Además de conformar un beneficio para el medio ambiente, el uso de productos reciclados constituye una ventaja en términos de ahorro hídrico. Este hecho se produce gracias a las características técnicas de los granos, que presentan una mayor permeabilidad y requieren un menor número de lavados, por lo que al mismo tiempo se consume una cantidad menor de productos desinfectantes.

Si comparamos ambos sistemas, los filtros de arena acumulan en 1 cm cuadrado hasta 2,5 millones de bacterias, mientras que en los de vidrio no se han encontrado más de 10.

El vidrio activo constituye uno de los tantos productos específicos para filtros de piscina que sustituye al filtro de arena y que en la actualidad puede encontrarse en el mercado acuático. Está conformado al 100% de silicio fundido y reciclado. Las ventajas de utilizar el vidrio reciclado son innumerables:

1. Está constituido al 100% por material reciclado con un ciclo de vida más largo (hasta tres veces más que la arena).

2. Presenta una excepcional capacidad de limpieza que reduce al 50% el uso de productos químicos.

3. Las partículas de vidrio presentan una superficie más lisa, que impide que las bacterias permanezcan atrapadas en las ranuras. Gracias a esta característica y a la velocidad que adquiere el contra lavado se reduce la obstrucción o la formación de canales y se ahorra hasta un 25% de agua.

4. Permite ahorrar hasta un 25% de energía, debido a la menor pérdida de carga de la bomba.

5. Es menos denso que la arena y se necesita un 15% menos de producto para rellenar el mismo filtro.

6. Alarga la vida de los filtros de agua.

7. Elimina las partículas más pequeñas del agua. A diferencia de los tradicionales sistemas de arena silícea el filtro de vidrio retira partículas un 30% más finas.

haz clic para copiar mailmail copiado