A nuestra empresa de construcción de piscinas de obra en Valencia cada día llegan más clientes pidiendo información sobre las piscinas desbordantes. Hasta hace solamente unos años, este tipo de piscinas eran prácticamente desconocidas y solamente podían verse en grandes spas y en algunos hoteles de muchas estrellas, por lo que muchos las consideraban un lujo y, otros, una forma de ostentación.

Lo cierto es que el único lujo, por decirlo de algún modo, es que necesitan un poco más de espacio que una piscina tradicional de similares proporciones. El motivo de ello es que necesitan un depósito de compensación o un espacio de canalización que tenga capacidad para almacenar entre el 5 y el 10% del total del volumen de agua de la piscina. Este depósito es el que garantiza que el agua de la piscina se encuentre siempre al nivel del rebosadero.

Esta necesidad de mayor espacio es el único aspecto en la que las piscinas desbordantes pueden considerarse algo más costosas. Sin embargo, por nuestra experiencia en la construcción de piscinas de obra en Valencia podemos hablarte de otras muchas ventajas que encierran. En primer lugar, hay que hablar de la higiene y la limpieza de la piscina. Todas las partículas y objetos que caen al agua, como pueden ser ramitas, hojas, papeles…, antes de sumergirse en el interior de la pileta, permanecen un rato flotando sobre el agua. Antes de que se haya sumergido, toda la suciedad habrá caído por el borde por lo que el esfuerzo de limpieza es mucho menor que en otras piscinas.

Esto quiere decir también que para su mantenimiento en perfectas condiciones es necesario emplear menores cantidades de cloro y otros elementos. Si quieres más información sobre éste u otros modelos de piscinas, ponte en contacto con  Propool Piscinas.