¿Qué tener en cuenta antes de emprender con la construcción de piscinas de obra en Valencia? Nosotros, como especialistas en el sector, te lo contamos:

1. Gestiones legales: la legislación relativa a este asunto en España es más tolerante que en cualquier otro país de la Unión Europea: solo habrá que presentar un proyecto técnico de la piscina en el Ayuntamiento que corresponda para conseguir la imprescindible licencia municipal de obras. Los requerimientos básicos varían, pero todos contemplan que la zona en cuestión sea legalmente edificable, que las distancias desde la piscina a la vía pública sean las correctas, que las conexiones de los desagües con la red de aguas residuales sean las más óptimas, y que la instalación eléctrica cumpla con lo que dice al respecto el Reglamento de Baja Tensión en nuestro país.

2. Construcción de piscinas de obra en Valencia con las mejores garantías: hay que encontrar un constructor profesional, porque aunque no se trata de una obra de excesiva complejidad, tiene sus singularidades.

3. Comienzo de la obra: el invierno es la mejor época para emprender las obras de la piscina, ya que las constructoras tienen menos carga de trabajo en esta época del año, aunque si vienes a Propool Piscinas nuestro equipo podrá construir tu piscina en cualquier momento del año. Si te decides por nosotros te asesoraremos en todos los aspectos, como por ejemplo en algo muy importante: la orientación de la piscina, que por normal general debe colocarse donde mayor irradiación solar haya a lo largo del año.