Es posible que te des cuenta de que el nivel de agua baja más de lo normal y necesites reparar una fuga en la piscina en Valencia. Pero hay que tener en cuenta también que con el calor del verano, el efecto del sol o la humedad, las piscinas siempre sufren evaporaciones de agua. Entonces, ¿cómo puedes estar seguro?

En realidad es sencillo distinguir una fuga de la evaporación. Te indicamos unos sencillos trucos para que detectes si debes reparar esa fuga en la piscina en Valencia.

En primer lugar, debes revisar las instalaciones para ver si hay algún problema con la bomba o quizás el calentador, o puede que las válvulas. Revisa si hay humedad en el suelo alrededor o si está hundido.

Si no detectas nada, llega el turno de comprobar la piscina en sí. Para ello, puedes usar un par de trucos sencillos y eficaces:

- El primero es poner una marca en uno de los lados de la piscina al nivel del agua con un trozo de cinta adhesiva, por ejemplo. Espera 24 horas para ver lo que baja. Si es más de medio centímetro, es que hay una fuga

- El segundo se hace con un cubo y un ladrillo, que debes colocar en las escaleras de la piscina, en el caso de que estas sean de obra. Introduce el ladrillo en el cubo y llénalo con agua hasta que quede al mismo nivel de la piscina. Una vez hecho esto, espera 24 horas. Pasado ese tiempo, comprueba el nivel, y si el agua de la piscina está por debajo, es que hay una fuga. Esta prueba se debe hacer dos veces: con la bomba encendida y apagada.

Una vez ya sabes seguro que tienes una fuga, es hora de contactar con Propool Piscinas. Somos especialistas en instalación, mantenimiento y reparación de piscinas en Valencia. Si necesitas de nuestros servicios, contáctanos.